domingo, 14 de diciembre de 2014

CUATRO FORMAS DE IMPRIMIR TUS FOTOS


Cuando sacábamos fotos con nuestra cámara analógica, (sí, hubo una época en la que lo hacíamos), cada vez que se terminaba  un rollo de película lo llevábamos a revelar, volvíamos a casa con nuestras fotos impresas y las colocábamos en álbumes, en un marco o simplemente las guardábamos en una caja, pero ahí estaban (y están)  para que de una manera cómoda, cuando nos entra la nostalgia, sólo tengamos que dirigirnos a la estantería y ver nuestras fotografías.

Ahora que estamos completamente digitalizados,  retratamos cada momento de nuestra vida, pero nuestros "recuerdos" quedan guardados en el ordenador convirtiéndose en "carpetas" llenas de miles de fotos sin organizar que raramente volvemos a mirar.

Os propongo varias ideas para tener más accesibles nuestras fotos:

      1. CLÁSICO ÁLBUM "HOFMANN" 
          No es nada nuevo ni original, lo sé, pero dedicando un poco de tiempo, el resultado es el que más me convence. Inconveniente, hay que elegir previamente las fotos, ir escogiendo plantillas, fondos, dibujos y letras, descargarte el programa, y ponerte manos a la obra... Existen muchas empresas que lo comercializan, yo sólo he hecho uno y como no podía ser de otra manera Hofmann fue el elegido pero para el siguiente voy a probar con blurb, del que he leído recomendaciones en varios blogs de fotografía. En su página aparecen tutoriales y ejemplos de inspiración por si estáis interesados. Aquí tenéis unas muestras de lo que se puede hacer que he encontrado en el blog  claraBmartin.



 


2. PROJECT LIFE
   Project Life  es una  idea sencilla para documentar tu vida con las fotos y los recuerdos del día a día. Consiste en una combinación de un álbum con anillas,  fundas de plástico divididas en pequeños compartimentos y tarjetas para decorar o escribir los  textos que se os ocurran. 


Estas son las fundas vacías


las tarjetas para escribir o poner como decoración...

y esto es un ejemplo de una funda terminada.

La idea es que cada funda represente una semana en tu vida. 
Cuando lo descubrí pensé que era sencillo y bonito al mismo tiempo,  sólo tenía que imprimir las fotos, escribir un texto relacionado con la imagen que correspondiese en  las tarjetas y evitaba pasarme horas en el ordenador eligiendo las fotos para el álbum digital. Por supuesto, me agencié todo el kit, álbum, miniálbum, tarjetas de otoño, de invierno, troqueladora que redondease las puntas como se ve en la foto... Y de nuevo veo el mismo inconveniente : ¡también requiere su tiempo! las fundas son para fotos 3x4 y tienes que ir recortándolas porque  el tamaño normal de revelado es 10x15, las tarjetas que queremos insertar también necesitan un tiempo para poder elegir la adecuada y crear una bonita composición de la funda, a la hora de escribir,  hay que esmerarse y hacer dibujitos, en definitiva, lo que me pareció tan sencillo casi me generó un estrés superior al del álbum hoffman, eso sí, la idea me parece buena...






 Empecé haciendo un mini álbum y tengo que reconocer que  el grande todavía sigue muerto de risa, pero uno de mis propósitos de año nuevo es hacer las 52 semanas de 2015...Ya os iré contando...

Ahora os cuento los métodos para las más vagas como yo.
He descubierto dos fórmulas para tener mis fotos impresas de una manera rápida, fácil y con un resultado mucho más que aceptable.

3. ÁLBUM SENCILLO DE CARTULINA PARA PEGAR FOTOS
    Menuda novedad ¿eh?,  os explico mejor "el concepto".
   Soy seguidora del blog de Beatriz Gaspar con botas de agua y en uno de sus post explicaba cómo inmortalizó el primer día de cole de su hija Martina a través de fotografías, desde que se despertó hasta que fue a buscarla. El día que empezó la guardería mi hija decidí hacer lo mismo, revelé las fotos y sin más complicaciones las pegué en un álbum comprado para la ocasión, escribiendo a mano lo que sucedía cada momento. Tiempo de preparación ¡5 minutos! Aproveché el álbum para poner las fotos del carnaval de la "guarde" y de la fiesta de fin de curso y como hoy es el día que todavía me quedan páginas por completar,  lo haré con las fotos de este año y m ihija tendrá así un recuerdo de esta etapa de su vida.








4. NUEVA APLICACIÓN PARA EL MÓVIL DE HOFFMAN
   Hoffman nos permite crear un SmartAlbum con la misma velocidad con la que hacemos las fotos con el móvil. Sólo tenemos que descargar la app (disponible para Iphone  y Android), elegimos las fotos (tanto las que haces desde Instagram como las de la galería)  las enviamos y en 5 días laborables podemos disfrutar del álbum.
Este sistema tiene como  ventaja indudable,  el escaso tiempo invertido, yo tengo abierta una carpeta en el carrete del móvil que llamo directamente Hoffman, guardo las fotos que me van gustando y cuando llego a 40 (el número máximo del libro) lo mando a imprimir. En un principio pensaba que iba a estar todo el día comprando libros pero no soy tan buena fotógrafa y no todas las fotos tienen la suficiente nitidez o luz como para que merezca la pena imprimir. Eso sí, para que nuestro álbum tenga calidad, las fotos no tienen que estar excesivamente  retocadas ni con muchos filtros porque si no, al ampliarlas, aparecerán pixeladas (os lo digo por experiencia...)
Otra ventaja es su tamaño. Tiene dos formatos, cuadrado (30cm x 30cm) o apaisado (56cm x 30cm). Al tratarse de un libro de bolsillo, mi hija lo coge como si fuera otro libro más y se divierte recordando esos momentos.
El inconveniente es que es excesivamente básico dado que lo único que puedes hacer es elegir las fotos, sin embargo olvídate de  añadir textos, o cualquier retoque que se os cocurra porque para creaciones artísticas  está su hermano mayor del que os hablaba en el punto 1.





¿Qué método preferís vosotros?

¡Feliz comienzo de semana!


Ana





2 comentarios:

  1. Qué buen post! No me extraña que tenga muchas visitas. Aportas grandes y mut útiles ideas.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado este post! Soy un desastre con las fotos,tengo miles de ellas guardadas y creo q pondré en práctica un par de ideas!

    ResponderEliminar